sábado, 31 de marzo de 2012

VENTAJAS DIETÉTICAS O NUTRICIONALES DE LA THERMOMIX
Desde el punto de vista nutricional la thermomix nos permite guisar, siempre que se use de una manera inteligente, con muy pequeñas cantidades de grasa escogiendo la mejor, aceite de oliva virgen extra, nunca una mezcla de mantequilla y aceite, con el consiguiente beneficio para nuestra salud y el correspondiente ahorro de calorías superfluas. También con pocos liquidos añadidos en las cocciones, y en tiempos cortos, siempre que no los prolonguemos innecesariamente.

Está demostrado científicamente que cuanto más cortas sean las cocciones de los alimentos, tanto menor es la pérdida de vitaminas. Por ello, en todas las recetas, programar siempre tiempos cortos que luego se podrán prolongar si hace falta.

Se sabe que las vitaminas se pierden menos con temperaturas elevadas durante poco tiempo que con temperaturas más bajas durante un tiempo más largo. La cocción a presión es pues el mejor método de cocción cuando se realiza correctamente, pero puede ser el peor si se prolonga más de lo necesario.

Luego para cocciones largas el thermomix no será siempre la mejor opción, y, de hecho, por ello conviven con nosotros en la cocina otros utensilios, también modernos y de alta tecnología, como pueden ser el microondas o una buena olla superrápida.

Sin embargo, la thermomix nos permite cocinar muchos otros platos de una manera sana, sin ningún tipo de “química” añadida, ni conservantes ni aditivos, escogiendo cuidadosamente los ingredientes que vayamos a utilizar y su cantidad para no cargar las recetas de sal, ni de grasas saturadas como las margarinas.

Puesto que la  thermomix, aparato ultramoderno que incorpora las últimas tecnologías, os permite guisar como se debe hacer hoy, es decir, de una manera moderna y científica, cambiar vuestros hábitos culinarios y no guiséis nunca más, aunque muchos libros sigan aconsejándolo, como siempre se ha hecho y todavía se hace, al “estilo antiguo”.
                                                                                                              
                                                                                                                    cristina galiano